11:23 h. Martes, 21 de Mayo de 2019

Nace en Burgos 'Polo positivo', una lanzadera para promover el emprendimiento industrial

Promovida por Grupo Antolin, Gonvarri, Fundación Tomás Pascual y Pilar Gómez Cuétara, Aciturri y Fundación Caja de Burgos. Quiere ser  la primera aceleradora de proyectos industriales “por y para Burgos”,.

pinaresnoticias.com  |  27 de Febrero de 2019 (16:56 h.)
Más acciones:

Representantes de las entidades promotoras en la presentación en Burgos.
Representantes de las entidades promotoras en la presentación en Burgos.

Una lanzadera para promover el emprendimiento industrial nace de la mano de Grupo Antolin, Gonvarri, Fundación Tomás Pascual y Pilar Gómez Cuétara, Aciturri y Fundación Caja de Burgos. Se denomina Polo Positivo y se trata de la primera aceleradora de proyectos industriales “por y para Burgos”, según resaltó hoy el director general de Fundación Caja de Burgos, Rafael Barbero, en el acto de presentación, que pretende mantener a la provincia, dijo, como “uno de los Polos de Desarrollo Industrial más relevantes del país”.

El objetivo de estos promotores, subrayó, es “apoyar una nueva generación de emprendedores que aporte además riqueza y empleo a la provincia en la que ellos mismos iniciaron su andadura”. Así, reconoció que estas organizaciones, con raíces en la provincia burgalesa, aspiran a “retornar a la sociedad la oportunidad que les dio en su día para llegar a ser hoy grandes referentes industriales”.

Por ello, Barbero explicó que durante este año 2019 se van a desarrollar tres programas diferentes que cubren el ciclo de vida de una empresa, como son ‘Imán de ideas’, que pretende desarrollar el talento emprendedor y favorecer el nacimiento de proyectos empresariales de ámbito industrial, tecnológico o de servicios de apoyo a la industria; ‘Impulso pymes’, que tiene como objetivo fortalecer el tejido empresarial de la provincia mediante el apoyo a pymes ya constituidas con potencial de crecimiento para que alcancen un mayor tamaño y mejoren su capacidad competitiva; y ‘I Desafío industrial’, para identificar soluciones a necesidades reales planteadas por los propios promotores (identificar ideas innovadoras y la capacidad de completar su desarrollo y llevarlas a término por los candidatos).

, Rafael Barbero subrayó que se trata de una iniciativa privada, sin ánimo de lucro, en la que se han comprometido 200.000 euros iniciales para un año “para empezar a desarrollar el proyecto”, señaló, sin estar incluida la financiación. Se trata, reiteró, de un proyecto “privado” que nace de la iniciativa privada, si bien precisó que “a partir de ahí, está abierto a colaboraciones para las entidades privadas o públicas” que quieran sumarse.

En cuanto al espacio físico, Barbero señaló que Polo Positivo ofrecerá a aquellos emprendedores que se instalen en Burgos para desarrollar sus proyectos un espacio físico, que pondrá a su disposición Fundación Caja de Burgos, si bien subrayó que “la esencia es el conocimiento”. Por lo que respecta a la estructura de la nueva iniciativa, indicó que contará con un Comité de Dirección, que estará formado por representantes de las empresas familiares constituyentes, que será el encargado de “validar” los proyectos que valen, mientras que el “día a día” se llevará a cabo desde la Fundación Caja de Burgos, quien ostentará la Dirección Técnica. Además, explicó que habrá un Comité de Presidentes, conformado por un representante de cada una de las familias que supervisará “la buena evolución del programa”.

En esta línea, resaltó que el proyecto cuenta con expertos de primer nivel para las labores de mentorización, aportando directivos con experiencia que permitan la constitución y la aceleración de empresas, transmitiendo valores como “la sostenibilidad, perseverancia, eficiencia, honestidad y audacia”.

“Se trata de un proyecto en constante transformación basado en la trasferencia de conocimiento, definición estratégica, tutorización, acciones de sensibilidad, formación, divulgación y financiación, para logar incrementar el empleo como principio esencial del desarrollo social”, expuso el director general de Fundación Caja de Burgos. Además, agregó que junto a la mentorización, los promotores aportan “espacios de coworking, financiación, contactos y acceso a inversores que permitan escalar los diferentes proyectos”.

En el acto de presentación oficial del nuevo proyecto de emprendimiento industrial para Burgos también acudieron la directora de RSC en Grupo Antolin, Emma Antolín; el senior advisor Gonvarri Industries, Arturo Sagredo; el director de Comunicación de Calidad Pascual, Álvaro Bordas; y el consejero delegado de Aciturri Aeronáutica, Ginés Clemente, entre otros.

Así, Emma Antolín relató que “uno de los principales objetivos es mantener a Burgos como Polo Industrial” y se mostró convencida de que este proyecto va a “fortalecerlo”. A través de ‘Imán de ideas’, ‘Impulso pymes’ y ‘I Desafío industrial’, exclamó, “se va a conseguir atraer y retener el talento en Burgos”.

Para Grupo Antolin, dijo, esto significa “arraigo, sostenibilidad y talento” y desgranó que “el arraigo es la principal característica de la mayoría de las empresas familiares”. En cuanto a la sostenibilidad, destacó que “el incremento de los ecosistemas es positivo para el incremento de las propias empresas” y respecto al talento, Antolin sostuvo que es “fundamental” y lo definió como “el oro del siglo XXI”.

Por su parte, el senior advisor Gonvarri Industries tildó la nueva iniciativa de “proyecto muy ilusionante para todos” y agregó que “para los que empiezan es un activo muy importante”. Finalmente, Álvaro Bordas remarcó que para Calidad Pascual era “una obligación” pero también “una devoción” pertenecer a este grupo fundacional, que representa, dijo, “hacer lo que hemos venido haciendo en estos 50 años”.