23:23 h. Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Pinares Noticias

Proliferan las algas que reducen de manera considerable la transparencia del agua

La cada vez más verde Laguna Negra de Urbión

Los análisis concluyen que está sometida a un proceso de eutrofización que produce un exceso de nutrientes. Desde la Junta de Castilla y León se realiza el seguimiento de diferentes variables a lo largo de todo el ciclo estacional, para adoptar las acciones protectoras y correctoras necesarias a fin de devolver a las aguas su tonalidad habitual.

 

pinaresnoticias.com  |  12 de Julio de 2017 (17:24 h.)
Más acciones:

El color verdoso se apreciaba en la última Travesía a Nado.
El color verdoso se apreciaba en la última Travesía a Nado.

 

El paraje Laguna Negra, dentro del Parque Natural de la Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión, constituye uno de los puntos de mayor afluencia turística de la Comunidad de Castilla y León, con más de 120.000 visitantes al año.

Se trata de una laguna de montaña originada por erosión glaciar de tipo circo, laguna permanente con escasa fluctuación del nivel del agua a lo largo del año. Posee una superficie de 3,24 hectáreas, un volumen de 161 metros cúbicos y una profundidad máxima de ocho metros. Su característica principal es la transparencia de sus aguas, singularidad que motivó su nombre de Laguna Negra.

En el verano de 2016 comenzó a observarse un cambio en la tonalidad de las aguas de la Laguna, mostrando un color verdoso, al principio apenas apreciable; matiz que fue incrementando en intensidad conforme avanzaba el verano y aumentaba la temperatura del agua.

Con el fin de determinar los motivos que dieron lugar al cambio de tonalidad, el Laboratorio de Salud Pública del Servicio de Sanidad y Bienestar Social de la Junta de Castilla y León, con fecha agosto de 2016, tomó muestras de agua de la Laguna Negra para su análisis.

Así mismo, de forma complementaria, la administración del Parque Natural procedió a la contratación de una empresa especializada en el análisis de calidad de aguas, con el fin de evaluar el estado trófico y la necesidad de adoptar medidas de control.

En noviembre de 2016, la empresa adjudicataria realizó la toma de muestras en la Laguna Negra, de acuerdo con el Protocolo de muestreo de fitoplancton en lagos y embalses publicado por el MAPAMA (Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente), que se basa en la toma y análisis de una muestra integrada de agua (a lo largo de toda una línea vertical, en la zona de mayor profundidad) que sirve para tanto el análisis de fitoplancton como para el de parámetros físico-químicos adicionales, analizándose entre otros el biovolumen total de fitoplancton, la concentración de clorofila, transparencia de las aguas, pH, etc.

Proceso de eutrofización


Los resultados obtenidos de este análisis preliminar concluyen que la Laguna Negra presenta evidentes síntomas de estar sometida a un proceso natural o antrópico de eutrofización, que consiste en el enriquecimiento de las aguas con nutrientes, a un ritmo tal que no puede ser compensado por la mineralización total, de manera que la descomposición del exceso de materia orgánica produce una disminución del oxígeno de las aguas profundas.

Dicho exceso de nutrientes estimula la proliferación de algas que reducen la transparencia de las aguas, siendo el alga dominante detectada Cosmarium subarctoum var. minutissimum West, de la familia de las desmidiáceas. La presencia de estas algas es lo que motiva la tonalidad verdosa actual.

Las relaciones de las causas de dicha eutrofización o de los motivos de dicho aporte excesivo de nutrientes son múltiples: los procesos climáticos, con el evidente aumento de la temperatura y la ausencia de nevadas de consideración, la propia hidrodinámica interna de la laguna, el posible aporte de nutrientes tanto de sedimentos como de forma externa, etc.

Se trata de un problema complejo al que no se le puede dar solución con muestreos puntuales. Por ello, desde la Junta de Castilla y León se está realizando el seguimiento de diferentes variables, adquiriendo datos de forma continua y que cubran todo el ciclo estacional, así como recabando opiniones científicas de responsables técnicos de otras masas de agua con problemáticas similares, con el fin de adoptar las acciones protectoras y correctoras necesarias para devolver a la Laguna Negra a su tonalidad habitual.

El ecosistema de la Laguna Negra es muy frágil y sensible, y cualquier mínima alteración produce cambios como los que estamos observando, lo que lleva a tomar conciencia de extremar el respeto a las medidas de protección planteadas, como realizar la visita a través de la pasarela diseñada al efecto y no acceder a aquellos sitios en los que el acceso no está permitido