13:32 h. Viernes, 20 de Octubre de 2017

Pinares Noticias

Prevista la construcción de miradores en El Cañón de Río Lobos, Castroviejo y Las Lagunas de Neila

La Junta propone un nuevo centro y restaurante en el aparcamiento de La Laguna Negra

El Consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, Desde el gobierno regional se compromete la inversión económica de 2,3 millones de euros en la mejora de infraestructuras turísticas en la provinciam de los que 230.000 euros aporta la Diputación de Soria. El Centro Forestal de Covaleda se adecuará como Casa VIP con 30 habitaciones.

pinaresnoticias.com  |  01 de Agosto de 2017 (07:27 h.)
Más acciones:

Firma del convenio en El Aula Magna de Soria.
Firma del convenio en El Aula Magna de Soria.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente destinará una inversión de 2,3 millones de euros para mejorar las infraestructuras en  los Espacios Naturales de la provincia de Soria, que incluirá realizar siete actuaciones entre las que destacan la construcción de un restaurante y centro de recepción de visitantes en la Laguna Negra y un complejo hostelero en la casa forestal de Covaleda. Además, el programa incluye la construcción de dos miradores, uno en el Cañón del Río Lobos y el otro en el Castroviejo (Duruelo de la Sierra) y la adecuación para visitas del Arboreto de Valonsadero.

Además, se  promoverá la mejora de accesos, naturalización de la Laguna de Cebollera  y de diversas infraestructuras de uso público en el Valle del Razón con la rehabilitación del edificio y área recreativa de Herreros, en el entorno del Pantano.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, recordó en Soria que estas actuaciones, presentadas por el presidente de la Junta en la última edición de Fitur, quieren dotar a la Red de Espacios Naturales de la región de nuevos equipamientos para el desarrollo de actividades, así como de una red de alojamientos en zonas singulares orientados a distintos tipos de usuarios, lo que incrementará y diversificará la oferta de ocio de la provincia de Soria de una manera atractiva para el potencial turista de naturaleza.

De los 2,3 millones de euros que costará la mejora de las infraestructuras 250.000 los aportará la Diputación de Soria, para lo cual su presidente, Luis Rey y el responsable autonómico firmaron el lunes 31 de julio un convenio en el Aula Magna Tirso de Molina.

“Con estas infraestructuras se pretende aumentar la calidad y la oferta de los recursos turísticos en los espacios naturales de la provincia. Asimismo, con la creación de los alojamientos singulares se busca solventar las carencias que se han detectado y atraer a colectivos con requerimientos específicos: grupos de escolares, montañeros, familias o grupos que demandan alojamientos de alta calidad o singulares en su ubicación”, destacó Suárez Quiñones.

El programa de infraestructuras turísticas de Castilla y León quiere aumentar el número de visitantes de la Red de Espacios Naturales, aumentando el gasto de los visitantes tanto por el mayor número de usuarios como por la previsible mejora de las pernoctaciones. Se prevé que los trabajos estén finalizados durante el año 2019.

El consejero recordó que la provincia de Soria cuenta con 232.698 hectáreas y 127 municipios incluidos en la Red Natura 2000, que engloba ocho zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y 18 Zonas de Especial Conservación (ZEC). Además, posee varios Espacios Naturales declarados: los Parques Naturales del Cañón del Río Lobos y la Laguna Negra, las Reservas Naturales del Sabinar de Calatañazor y el Acebal de Garagüeta, el Monumento Natural de la Fuentona y el Sitio Paleontológico de Cerro Pelado.

En el ámbito soriano, más de 500.000 personas visitan anualmente su importante Red de Espacios Naturales y las infraestructuras de uso público que la Junta de Castilla y León ha venido construyendo y manteniendo desde la puesta en marcha del Programa Parques. Dentro de ellas, además de la red de senderos, áreas recreativas, miradores y adecuación de las mismas a la accesibilidad global, caben destacar las cinco Casas del Parque, el Aula del Río y el Parque de Aventuras, centros que fueron visitados el pasado año por más de 125.000 personas

Miradores y complejos hosteleros

Entre las actuaciones, el consejero detalló que el mirador de La Galiana, en la localidad de Ucero, se sitúa en un impresionante paraje natural con vistas sobre el Cañón del Río Lobos y se complementa con una cueva situada en un estrato inferior, bajo los pies del visitante.

La propuesta plantea el mirador y el acceso a la cueva como un conjunto arquitectónico, de modo que ambas actuaciones no se entienden de forma separada: la visita al mirador de La Galiana será, por tanto, un recorrido con distintas paradas.

En lo que respecta a Castroviejo se propone un mirador que define dos sensaciones complementarias: la primera consiste en recuperar la experiencia del viaje que emprendían los carreteros de Pinares hacia los astilleros del norte transportando los cargamentos de madera. Para ello, se plantea un recorrido formado por pasarelas que vuelan sobre las profundas grietas que se abren entre las rocas, introduciéndose entre imponentes formas pétreas y abiertas a espacios de descanso para disfrutar del paisaje.

De este modo, el camino-pasarela vincula la intervención con el territorio y sus habitantes gracias a unos materiales (madera, acero y vidrio) que conforman una geometría sencilla, liviana y legible, favoreciendo el uso público del espacio y su potencial como foco de atracción de visitantes.

La segunda sensación tiene un fuerte carácter ‘simbólico’. El recorrido ascendente culmina en una plataforma plana sobre la que se puede recorrer el enclave de Castroviejo a vista de pájaro. Esta plataforma se relaciona de forma estrecha con las rocas del entorno y atraviesa el recoveco generado por los dos puntos más altos del lugar. Así, se propone un plano abstracto, de geometrías limpias y puras, que vuela hacia el sur para ver el valle y hacia el nordeste, pasando entre las rocas, hacia las vistas del nacimiento del Duero.

Restaurante en la Laguna Negra

En lo que respecta a la Laguna Negra se propone una intervención arquitectónica y urbanística integral, que facilite el aparcamiento ordenado y zonificado (bicis, turismos, caravanas y autobuses); ofrezca al visitante una acogida cálida y una información práctica; sirva como apeadero de los visitantes que decidan utilizar el autobús para subir a la Laguna Negra y garantice el uso hostelero a pequeña escala.

Además de la zona de aparcamiento (10.000 metros cuadrados), el edificio tiene una superficie de 250 metros cuadrados, con una zona de atención a visitantes (recepción-información, bar-cafetería, tienda, aseos) y otra de lanzadera (para los usuarios de los autobuses que suben a los visitantes a la Laguna Negra).

El proyecto para los accesos y naturalización de la Laguna de Cebollera y la mejora de las infraestructuras de uso público en el Valle del Razón incluyen tres grandes apartados: acondicionamiento de accesos, con atención especial a la zona de aparcamiento en el paraje El Chorrón; establecimiento de una red de senderos, a base de la ordenación de recorridos, la consolidación de firmes, la ubicación de puntos singulares ‘para mirar’ y la integración en el paisaje de arquetas y emisarios existentes y, por último, acondicionamiento del área recreativa junto al río Razón, con posibilidad de crear un arboreto con todas las especies existentes.

El programa de la Consejería también prevé intervenir en el área recreativa de Herreros en Cidones. Se trata de un edifico integrado en un paisaje natural de alto valor, cuya topografía rocosa tiene reflejo formal en la edificación. Consta de una planta baja orientada al sureste que formalmente se resuelve por dos cuerpos: uno paralelepípedo y otro en forma de corazón unidos entre sí formando una planta única.

El proyecto pretende mejorar la dotación hostelera de ‘Peña Gamella’, así como reutilizar ese espacio para actividades relacionadas con el medio ambiente. También se intervendrá en la red de saneamiento, para garantizar una adecuada gestión de los residuos orgánicos mediante una fosa séptica estanca y homologada.

La idea de esta propuesta es que en la época turística de verano, tanto el edificio existente como la ampliación funcionen en conjunto. En las temporadas en las que el establecimiento hostelero esté cerrado, la zona de la ampliación, excepto la cocina, podría funcionar independientemente con el conjunto de aseos y el espacio cubierto y abierto.

Casa VIP Covaleda

En lo que respecta a la casa forestal de Covaleda se plantea la rehabilitación del edificio principal como el punto de partida para la construcción de un complejo hotelero de 30 habitaciones (estándar de cuatro estrellas según la normativa de Castilla y León) para contribuir a la dinamización socioeconómica del municipio y de la comarca en general.

Se propone una edificación que permite unas vistas lejanas hacia los Picos de Urbión, mientras sus vistas cercanas tienen a su alcance los magníficos bosques de Covaleda y su rica biodiversidad.

En el edificio de la actual Casa Forestal se ubicarían las dependencias de acogida de huéspedes y de administración del complejo hotelero.

En una edificación de nueva planta y dos alturas se ubicarían 20 habitaciones, el restaurante y el resto de los servicios generales del complejo hotelero (piscina, sauna, entre otros).

En pabellones VIP independientes, ordenados y dispersos en el bosque inmediato, vinculados al edificio principal se ubicarían diez habitaciones más, ordenadas y dispersas en el bosque inmediato.

El complejo hotelero propuesto no altera la topografía del paisaje. A manera de puente, las habitaciones, en dos niveles, se apoyan en seis grandes pilares de hormigón. Esta solución permite liberar gran parte de la planta baja y protege las zonas comunes bajo un techo de pendiente invertida que proyecta las vistas a lo lejos y permite el ingreso de gran cantidad de luz.