04:47 h. Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Pinares Noticias

LOS RESULTADOS SE HAN HECHO PÚBLICOS HACE ESCASOS MINUTOS

Quinta posición para el Pino Roble de Canicosa en la final del Concurso 'Árbol Europeo' 2016

El Pino Roble de Canicosa consigue el quinto puesto en el concurso ‘Árbol Europeo del Año’ 2016 con 21.191 votos situándose detrás de Hungría, República Checa, Eslovaquia y Polonia. La gran final se ha vivido este miércoles 20 abril a las 20.00 horas en Bruselas.

pinaresnoticias.com  |  20 de Abril de 2016 (19:48 h.)
Más acciones:

El Pino Roble de Canicosa ha logrado un magnífico quinto puesto en el concurso para elegir al Árbol Europeo del Año 2016 (European Tree of the Year), en el que han votado miles de ciudadanos. En total ha conseguido 21.191 votos, a muy pocos del cuarto puesto (Polonia, 23.313) y del tercero (Eslovaquia, 29.114 votos). En segunda posición El viejo Tilo Milenario de República Checa con 43.451 votos y el primer puesto ha sido para Hungría y su anciano árbol de Bátaszék con 72. 653 votos. En total han participado 15 árboles de diferentes puntos de Europa con lo que un quinto puesto es más que un buen resultado.

Desde el Consistorio de Canicosa de la Sierra confiesan estar satisfechos con el quinto puesto. "Nos hubiese gustado ganar el concurso, pero estamos muy contentos con la respuesta y el apoyo que ha dado la gente”, señala Ramiro Ibáñez, alcalde de la población, puntualizando que esto ha servido “no solo para dar a conocer el Pino Roble, sino toda la comarca de Pinares”.

Canicosa presentó al Pino Roble al concurso para ser el representante español del 'Árbol Europeo 2016', una batalla que ganó en el mes de octubre siendo nombrado el árbol escogido para la 'batalla' final, que se ha disputado en estos últimos meses a través de las redes sociales, con otros quince participantes de todo el continente europeo.

Su historia. Se dice que fue una ardilla la que dejó los restos de una piña en el hueco de un maduro roble y que de ahí nació una de las peculiaridades más asombrosas de la naturaleza: una simbiosis entre un roble y un pino única en el mundo. El pino cuenta con unos 130 años mientras que el roble tiene 250 veranos. Actualmente, el viejo roble, está siendo reventado desde el interior por el brioso pino, que puja por seguir creciendo, a expensas de ir ahogando a su mal pagado benefactor.