07:20 h. Lunes, 23 de Octubre de 2017

Pinares Noticias

El consejero de Fomento y Medio Ambiente firma el nuevo convenio Rehabitare 2017 para cuatro viviendas, una de ellas en Muriel Viejo

Son los respectivos ayuntamientos los que determinan el precio del alquiler, que no puede exceder de la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la Ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León.

pinaresnoticias.com  |  10 de Octubre de 2017 (15:03 h.)
Más acciones:

Firma del acuerdo esta mañana de martes 10 de octubre.
Firma del acuerdo esta mañana de martes 10 de octubre.

El convenio que se ha firmado esta mañana permitirá a la Junta de Castilla y León acondicionar cuatro viviendas en el entorno rural de la provincia de Soria, en las localidades de Fuentetoba (Golmayo), Muriel Viejo, Torlengua y Castilfrío de la Sierra. El presupuesto total de las rehabilitaciones es de 186.647 euros. (En la imagen la alcaldesa de Muriel Viejo, Ana María Bárcena, firmando el acuerdo)

DSC_0073

La firma se ha llevado a cabo en Salduero, lugar donde el año pasado se rehabilitó una vivienda que ya se encuentra ocupada. Las obras alcanzaron una inversión de 31.460 euros, para cambiar el retejado de la cubierta, la instalación de calefacción completa, la mejora del aislamiento térmico, intervención en los baños, repaso de alicatados en la cocina y la instalación eléctrica existente.

DSC_0109

El programa Rehabitare, que desarrolla la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, consiste en rehabilitar viviendas propiedad de los ayuntamientos que se encuentran en desuso y posteriormente ofrecerlas en régimen de alquiler social a personas con dificultades de acceso a la vivienda por razones económicas. Son los respectivos ayuntamientos los que determinan el precio del alquiler, que no puede exceder de la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la Ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León.

Suárez-Quiñones ha defendido la continuidad del programa Rehabitare por su cuádruple efecto, como es, uno, dar solución a problemas de acceso a la vivienda a las personas y familias más necesitadas; dos, colaborar a la dinamización económica del medio rural dado que las obras recaen en empresas de la zona y proporcionan empleo local; tres, embellecer el patrimonio inmobiliario de los pueblos; y cuatro, y muy relevante, por lo que supone de contribución a la fijación de población en el medio rural, “al que hay que dar actividad económica, servicios y confortabilidad”.