23:20 h. Domingo, 28 de Mayo de 2017

Pinares Noticias

La Guardia Civil investiga a un hombre de 43 años como presunto autor del delito

Persisten las denuncias por presuntas estafas en la revisión del servico de gas de las viviendas

Siguen operando en distintos pueblos de la comarca pinariega. El último caso se ha denunciado en una población cercana a Aranda de Duero.

pinaresnoticias.com  |  28 de Marzo de 2017 (15:45 h.)
Más acciones:

Imagen de Casarejos.
Imagen de Casarejos.

Efectivos de la Guardia Civil investigaron a una persona, cuyas iniciales son J.A.A., de 43 años de edad, como presunto autor de un delito leve de estafa, al realizar un contrato de mantenimiento de la instalación del gas que la beneficiaria nunca autorizó y que sin embargo le fue facturado, según informaron hoy fuentes del instituto armado.

Los hechos ocurrieron días atrás en una localidad de la comarca de La Ribera. Operarios de una empresa de mantenimiento de la instalación de gas se personaron en un domicilio, supuestamente para comprobar el estado de la red del abastecimiento del gas de la cocina y de la calefacción. La propietaria de la vivienda, de 79 años de edad, autorizó su entrada.

En apenas quince minutos sustituyeron y limpiaron piezas y cambiaron alguna tubería, conforme quedó reflejado en los albaranes que presentaron a la mujer, quien abonó el importe de la factura presentada, por el trabajo de revisión y mantenimiento, en metálico. Tras abandonar los operarios la casa, la mujer comprobó más tarde que le habían facturado adicionalmente un contrato de mantenimiento que ella desconocía y que nunca había autorizado.

Denunciados los hechos en la Guardia Civil, el Puesto de Aranda de Duero tras las debidas comprobaciones y una vez practicadas las gestiones pertinentes, ha identificado a uno de los operarios al que se le ha investigado como presunto autor de un delito de leve de estafa. No es la primera vez que al investigado se le relaciona con otros hechos similares cometidos con anterioridad. Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número 1 de Aranda de Duero.