07:43 h. Sábado, 21 de septiembre de 2019

Raúl De Pablo se suma a los ediles con retribuciones económicas por dedicación parcial

La corporación local de Navaleno, en la última sesión ordinaria, ha dejado sobre la mesa el expediente de modificación de crédito "para poder pagar los gastos pendientes en las últimas obras".
pinaresnoticias.com  |  29 de julio de 2019 (22:52 h.)
Más acciones:

Raúl de Pablo, en la toma de posesión del pasado mes de junio.
Raúl de Pablo, en la toma de posesión del pasado mes de junio.

El alcalde de Navaleno, Raúl De Pablo, se suma a los presidentes de las corporaciones locales que en la comarca perciben retribución económica por la dedicación parcial al cargo de alcaldía.

"Hemos aprobado el 75% de esa dedicación parcial para municipios de menos de mil habitantes", comenta De Pablo. En bruto, suponen unos 42.000 euros anuales.

La decisión se adoptó en el último pleno de carácter ordinario desarrollado por la nueva corporación, reunión en la que se dejaba sobre la mesa el expediente de modificación de crédito número 2 de este año, dirigido principalmente a saldar los gastos pendientes del Consistorio.

El primer edil confirmaba que son cerca de 100.000 euros, lo que se debe a empresas o servicios contratados. "Vamos a estar muy vigilantes con lo que se gasta", dice Raúl quien recuerda que en la primavera del 2021 el Ayuntamiento tendrá que hacer frente a obras tan costosas como la del complejo Fuente del Botón.

Otro de los puntos abordados en el pleno ordinario fue la aprobación del señalamiento ordinario del año 2020 en el Monte de Utilidad Pública n.84. Es intención de los integrantes del equipo de gobierno no sobrepasar la corta de los 5.000 metros cúbicos anuales, "y vamos a incidir en que en los valles sólo se aprovechen los secos y desarraigados para mantener el recurso micológico" afirma el alcalde.

El Consistorio ha aprobado la declaración de ruina del inmueble ubicado junto a la Avenida de la Constitución número 45.

Las primeras actuaciones del nuevo equipo de gobierno han sido la adecuación del lavadero para poder abrirlo al público,- y que todo el que quiera ya puede recoger la llave en el Ayuntamiento para verlo-,, la colocación de las pinturas en el Teatro Cine Cervantes y la proyección de una báscula para el pesaje de la madera.