10:47 h. Martes, 14 de Agosto de 2018

Pinares Noticias

Desde el municipio se ha solicitado a la Confederación la posibilidad de tener una captación de líquido

Los vecinos de Castrillo de la Reina visitan la presa de Castrovido el jueves 21 de junio

La actividad se tuvo que suspender anteriormente debido a las inclemencias meteorológicas. El llenado de la presa está previsto para el otoño.

pinaresnoticias.com  |  12 de Junio de 2018 (18:26 h.)
Más acciones:

Imagen de parte de la presa.
Imagen de parte de la presa.

Los vecinos de Castrillo de la Reina giran visita a las obras de la presa de Castrovido el jueves 21 de junio a fin de poder conocer cómo está construida, los túneles  existentes y el conjunto de una intervención que va a afectar de forma directa a la población, a tres kilómetros del núcleo, un recorrido aplazado de la fecha inicialmente  prevista en diciembre. La salida se ha progamado a las 10,30 horas desde la plaza Felipe VI.

“Todavía no somos conscientes de lo que nos va a afectar el embalse”, comenta el alcalde, Galo Contreras, quien recuerda que “es ya una realidad”.
“Poco a poco a ver si van saliendo las cosas”, comenta el alcalde de Castrillo, quien confirma que la Confederación Hidrográfica del Duero “no nos ha dicho que no a la petición de una boca de agua en la presa y es una realidad que el pueblo pueda coger agua del pantano. En el municipio se ejecutará también una depuradora de aguas residuales, según confirmaban al primer edil.
La presa de Castrovido se empezará a llenar en otoño. Tras varios cambios desde las previsiones iniciales, la obra tendrá un coste de  231 millones de los que se han ejecutado 219, lo que triplica los 75 millones de su licitación. Las obras están ejecutadas, prácticamente, en su totalidad, con más de 800.000 metros cúbicos de hormigón y "se mantiene el compromiso de terminar la ejecución este año".
Cuando se colocó la primera piedra de este embalse en 2004 se aseguró que la presa estaría en servicio en 2007.A las dificultades en la ejecución y cambios en el proyecto se sumó una paralización de la obra en 2011 durante prácticamente dos años, tras el accidente que costó la vida a cuatro trabajadores y provocó heridas graves a otros tres.