22:28 h. Miércoles, 24 de Mayo de 2017

Pinares Noticias

Chusja Andrés

Necesitamos una empresa micológica fuerte

Desde Navaleno

Chusja Andrés | 03 de Noviembre de 2016

Castilla y León es muy amplia, y nosotros no somos el ombligo. Hay varias zonas que están apostando con ganas por liderar el recurso.

El eslabón perdido de la ‘cadena micológica’ desde que recogemos las setas en el monte hasta que se la come el paisano X en el comedor del piso de uno de los barrios de la ciudad Y, parece que empieza a querer ordenarse. Es importante subrayar lo de ‘parece’, puesto que lo llevamos padeciendo ya mucho tiempo atrás, y hasta ahora sólo hemos tenido buenas  palabras. El nuevo decreto elaborado por la Junta tiende  a ordenar este desaguisado de las apreciadas setas.

Castilla y León es muy amplia, y nosotros no somos el ombligo. Hay varias zonas que están apostando con ganas por liderar el recurso. Aquí tenemos muchas papeletas, pero el premio puede tomar otro rumbo. Por eso necesitamos una empresa fuerte capaz de canalizar, absorber, impulsar y concentrar.

Por  historia y experiencia, instalaciones y calidad, todo apunta a la industria de Arotz en Navaleno. Si me permiten el simil con la política actual, es como el PP, la que más votos tiene, que necesitaría para gobernar, en este caso comercializar, el apoyo de otras  industrias cercanas, y estupendos ejemplos hay en Abejar o Cabrejas del Pinar.

Si conseguimos que todas las setas de Castilla y León pasen por nuestra zona, estaremos haciendo que el personal de la comarca se llene de trabajo durante la temporada. Gente que recoja, pese, traslade, limpie, seleccione, lave, trocee, guise o congele, empaquete y amontone. Ese valor  añadido que sacamos a la seta se quedará y distribuirá aquí..

Si nos dormimos en los laureles, una empresa de Zamora, del Bierzo, la montaña palentina, una satélite de Cataluña, o un Revilla de Ólvega se harán con el mercado, y los de aquí nos limitaremos a coger, y vender cuando nos dejen. No habrá trabajo, y los emprendedores de aquí se irán a invertir allá, una situación que, por desgracia, vivimos en estos momentos.

Para que esa añorada empresa pueda realizar la inversión pertinente tiene que contarr con una seguridad. Alguien le tiene que garantizar que tiene posibilidad de hacerse con el mercado, y que no van a venir a ningunearla desde fuera. La Junta de Castilla y León debe explicar cómo quiere hacer la esperada lonja. Un sistema de puntos de compra-venta como el que en su día tuvo Arotz en la comarca  pude servir de referencia.

En estos momentos, a los representantes institucionales les falta un asesoramiento empresarial. Los técnicos nos pueden enseñar a hacer un decreto, y la legislación que ha de respetar, pero saber cómo se mueve el mercado eso lo conocen mejor las empresas que se están intentando abrir mercado. Tendemos un puente, y que las empresas nos digan qué es lo necesario e indispensable para que puedan generar riqueza de un rico recurso. Si no lo hacemos nosotros, nos lo encontraremos un día impuesto desde fuera, y eso seguro que nos va a gustar menos, o quizá nada.

Más acciones:
Otros autores
Facebook