18:29 h. Martes, 26 de Marzo de 2019

El micoturismo en Pinares

Editorial | 14 de Octubre de 2013

Soria, y de manera particular la zona de Pinares junto con la franja burgalesa, es un territorio muy afortunado en cuanto a la cantidad y diversidad de especies fúngicas se refiere. 

Las setas forman parte de la vida cotidiana de los habitantes de este lugar..

Desde hace ya muchos años la recogida y aprovechamiento de las principales setas comestibles constituye un importante complemento económico para sus gentes.

En los últimos años y cada vez más, se ha incrementado la afluencia de visitantes a este lugar  atraídos por el fascinante mundo de las setas, sobre todo en fin de semana, con el fin de disfrutar de unas agradables jornadas en plena naturaleza y recoger algunas especies para su autoconsumo. Esto ha dado lugar a la creación y mejora de infraestructuras para satisfacer la demanda de servicios que se precisan. Así, el número de hostales, restaurantes, bares, campins y sobre todo casas rurales ha crecido de manera muy importante en los últimos tiempos y a día de hoy constituye un importante recurso económico.

Esta novedosa actividad ha sido denominada Micoturismo.

Cabe destacar que, en general, se trata de un turismo de alta calidad.  En muchos casos de un turismo familiar donde toda una familia trata de pasar unas agradables jornadas de otoño o primavera y llevarse unas pocas setas para su disfrute. Otras veces son personas de cierta edad, jubilados en muchos casos, que amantes de la micología aprovechan su tiempo libre con el mismo fin. Además esta Zona de Pinares cuenta con la enorme ventaja de ser un lugar que se puede recorrer sin mayores esfuerzos al ser mayoritariamente llana, eso sí,  como los pinos  y el entorno son similares, se deben tomar las precauciones necesarias para evitar perderse en el bosque. También es frecuente que grupos de personas y Asociaciones Micológicas se desplacen a estos pueblos  para estudiar y recoger algunas de las especies más diversas que ofrece el lugar.

Con el fin de proteger y mantener una sostenibilidad del recurso micológico desde hace unos años se ha establecido una regulación y unas condiciones de obligado cumplimiento. En el siguiente enlace se encuentran las normas a seguir así como la obtención de los correspondientes permisos para la recolección de setas además de otra importante información. http://www.myasrc.es/

Los maravillosos otoños y primaveras micológicas que pueden vivirse aquí son, sin duda, la experiencia más apasionante que cualquier amante del reino de los hongos pueda soñar.

No hay mejor exposición micológica que la de un paseo por el bosque donde podemos contemplar y fotografiar la diversidad de especies en su verdadero hábitat. La belleza de este entorno, muchas veces, hace temblar nuestros sentidos.

Principales especies fúngicas buscadas y recogidas en la Zona.

Boletus edulis, aereus, pinophilus y aestivalis.

El más conocido de todos es el Boletus edulis Este Boletus aparece en bosques de coníferas y frondosas a partir del mes de septiembre, normalmente. Esta seta es la que se denomina Miguel porque suele coincidir su aparición con la festividad de San Miguel, 29 de septiembre.

El Boletus pinophilus o pinicola mantiene cierto parecido con el edulis. Es de sombrero más rojizo, siendo su época de aparición desde finales de mayo hasta bien entrado el otoño.

Los Boletos aereus y aestivalis son propios de los bosques de Quercus pyrinaica (rebollo) y pueden recogerse principalmente durante el verano y principios de otoño.

Lactarius deliciosus (Níscalo).

Es la seta más conocida y recolectada, junto a los Boletus.

Aparece en otoño y en veranos lluviosos en bosques exclusivamente de coníferas.

Cantharellus cibarius (Rebozuelo).

Excelente comestible, de olor afrutado, color amarillo anaranjado, carne amarillenta con sabor dulce. Suele aparecer desde principio del verano hasta el otoño en bosques de coníferas y frondosas. Por su ligero sabor afrutado es muy indicada para postres y para hacer mermelada.

Hygrophorus marzuolus (Seta de las ardillas).

Suele aparecer en bosques de coníferas y mixtos en el mes de marzo o antes, de ahí  su nombre marzuolus. Desde hace pocos años esta seta se ha convertido en una importante especie a recolectar, siendo casi tan buscada como los Boletus o los Lactarius deliciosus.

Amanita ceasarea (Oronja).

Excelente seta comestible, considerada por muchos la reina de las setas. Ya conocida y consumida por los romanos quienes en diferentes tratados cuentan las excelencias de esta seta. Fructifica bajo Quercus  principalmente en verano.

 Otras setas interesantes que pueden encontrarse fácilmente en esta Zona.

 Macrolepiota procera. Marasmius oreades. Calocybe gambosa. Agaricus campester, A. silvicola, A. silvaticus, A. urinascens y otros agaricales. Pleurous eryngii. Tricholoma terreum, T. portentosum entre otras especies.

Atención especial para los micólogos es la endémica Tricholoma colosum que puede ser encontrada y fotografiada en esta Zona con relativa facilidad.

Amanitas, Morchellas, Cortinarius, Pholiotas, Suillus, Russulas, Ramarias, Laccarias, Collybias,..., y un sin fin de otras especies hacen que el visitante se sienta felizmente satisfecho.

  

 

 

Texto: María Luisa Díez Casado/Ángel Leiva Portal

Más acciones:
Otros autores
Facebook