00:37 h. Martes, 17 de septiembre de 2019

Éxito de participción y presentación de novedosos trabajos en las Jornadas de los Dinosaurios de Salas de los Infantes

Es el único congreso internacional sobre dinosaurios que se celebra con carácter periódico en España. Y se organiza y se celebra en el medio rural. El recurso paleontológico relacionado con los dinosaurios incide en la cualificación profesional, el desarrollo turístico y económico en esta zona donde la despoblación y el envejecimiento empiezan a poner sobre la mesa medidas de inversión por parte de las distintas administraciones.

Colectivo Arqueológico-Paleontológico de Salas, C.A.S  |  10 de septiembre de 2019 (12:40 h.)
Más acciones:

Fotos: Colectivo Arqueológico-Paleontológico de Salas, C.A.S
Fotos: Colectivo Arqueológico-Paleontológico de Salas, C.A.S

Durante estos días se ha dado término a los actos programados de las VIII Jornadas Internacionales sobre Paleontología de Dinosaurios y su Entorno, celebradas en Salas de los Infantes (Burgos), que han significado cumplir 20 años de este congreso científico único en España por sus contenidos. Han sido organizadas por el Colectivo Arqueológico-Paleontológico de Salas, C.A.S. y el Museo de Dinosaurios salense y coorganizadas por el IUCA- Universidad de Zaragoza- y las Universidades de Salamanca, País Vasco y Vigo.

La valoración global de esta VIII edición es muy positiva. La participación se mantiene respecto a ocasiones anteriores, en torno a 80 congresistas, procedentes de Portugal, Francia, Alemania, Italia, Escocia, Hungría y México, entre otros. Los participantes españoles han acudido desde diferentes universidades, museos y centros de investigación de Aragón, Cataluña, Madrid, La Rioja, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, País Vasco, Asturias, Comunidad valenciana… Las Jornadas de Salas ya están consolidadas como congreso de referencia en España, en relación con los dinosaurios como tema central. En esta edición se ha presentado un alto número de ponencias: más de 35, que ha obligado a una programación densa en los días del congreso. El alto nivel de estas ponencias ha sido destacado por los participantes, que además han podido escuchar trabajos de investigación de cocodrilos, tortugas, mamíferos y vegetales que formaron parte de los ecosistemas donde vivieron los dinosaurios.

Los siete conferenciantes invitados han sido una referencia importante en las Jornadas. Ha habido conferencias sobresalientes por la información proporcionada o el tipo de hallazgos estudiados. Como ejemplos, Mathew Herne expuso información inédita sobre dinosaurios ornitópodos (vegetarianos) de Australia que  puede provocar importantes cambios en el conocimiento de la historia evolutiva de ese grupo; Elisabete Malafaia ha mostrado la enorme riqueza y variedad de dinosaurios terópodos (carnívoros) de Portugal y su importancia para entender cómo estos animales podían emigrar de Norteamérica a Europa hace más de 140 millones de años; Diego Castanera ha realizado un análisis  de los cambios de faunas de dinosaurios en el paso del Jurásico al Cretácico, basándose en el estudio de sus huellas, ha confirmado que hay todavía muchos asuntos que resolver sobre ese tema y ha citado la importancia que en ese sentido tiene el yacimiento de Las Sereas en la zona de Lara para ayudar en su resolución; Angélica Torices ha desarrollado un proyecto de documentación y registro de icnitas de dinosaurios que se basa en nuevas tecnologías y que permite obtener de los fósiles datos que no estaban antes disponible por los investigadores.

Steve Brusatte, uno de los más destacados ponentes, ha desarrollado los principales hitos de la evolución de los dinosaurios desde su aparición hasta la extinción masiva del final del Cretácico. Brusatte acaba de publicar el libro divulgativo Auge y caída de los dinosaurios, que se ha traducido a 20 idiomas y ha sido recibido con grandes elogios por revistas especializadas y periodistas científicos.

Desde Salas de los Infantes se han propuesto 3 ponencias. Fidel Torcida se ha encargado de exponer el primer estudio sobre el yacimiento de Torrelara, actualmente en excavación, centrándose en un húmero de un dinosaurio saurópodo (vegetariano de gran tamaño); de su análisis se deduce su identificación provisional como un braquiosáurido primitivo, un grupo escasamente representado en España. Paul Emile Dieudonné, paleontólogo francés colaborador del Museo de Dinosaurios salense, ha realizado un estudio comparativo de piezas dentales de dinosaurios euornitópodos (vegetarianos de pequeño tamaño) muy similares entre sí y que vivieron en el mismo entorno, planteando la hipótesis de que no tuvieran los mismo hábitos de comida, de modo que no competirían entre ellos y podrían vivir en el mismo ecosistema. Caterine Arias, conservadora del Museo de Dinosaurios de Salas, ha abordado un trabajo técnico sobre un método que sirve para detectar partículas radiactivas en los fósiles y que tiene su mayor interés en su aplicación a las condiciones de seguridad en el trabajo de los restauradores de fósiles.

Otra referencia importante de la riqueza en fósiles de la Sierra de la Demanda fue la trasladada por Luis Miguel Sender (Universidad de Zaragoza), que reconstruye ecosistemas del Cretácico gracias a los datos recogidos con restos vegetales y los ha relacionado con las faunas de dinosaurios de esa época. Su estudio se basa en los abundantes ejemplares recuperados en el entorno de Salas de los Infantes y en Teruel.

Los objetivos del congreso han sido alcanzados muy satisfactoriamente. La difusión de los  yacimientos burgaleses ha estado cubierta mediante la presentación de las ponencias citadas. El encuentro ha servido también para debatir, generar nuevos planteamientos de investigación, establecer contactos y crear vínculos de camaradería, pues es un congreso que huye del gran formato para facilitar el diálogo y la cercanía entre todos los participantes.

Los investigadores salenses han podido establecer puntos de encuentro con otros grupos científicos de cara a colaboraciones futuras, sobre todo en el estudio de dinosaurios ornitópodos (vegetarianos) con los doctores Mathew Herne y Attila Össi, que mostraron un interés especial por los fósiles que atesora el Museo.

A partir de ahora, los trabajos presentados seguirán el proceso de adaptación de correcciones y mejoras propuestas por el comité científico, en el que participan una veintena de paleontólogos del ámbito internacional, y serán publicados el próximo año en una revista de difusión internacional, el Journal of Iberian Geology.

Mención aparte ha sido la programación de actividades complementarias ofrecidas al público en general. El sábado 7 se ha desarrollado una excursión en el entorno de Revenga, Regumiel de la Sierra y Laguna Negra de Neila, donde los congresistas han conocido las huellas de dinosaourios, necrópolis altomedievales y los glaciares burgaleses.

Como sello y referencia de las Jornadas, se programan actuaciones musicales abiertas al público en general. En primer lugar, el concierto del grupo Sweet Baby James, cuya música bebe de autores americanos de los años 70, con figuras como James Taylor, Bob Dylan, Paul McCartney, Neil Young o Tom Petty, por citar algunos. Pero la actividad cultural complementaria organizada en el marco de las VIII Jornadas que ha dejado más huella en Salas ha sido el concierto de Swing Machina Orchestra, formada por músicos de Cuba, Honduras, México, Argentina y España, un divertido  show que deleitó al público con un concierto pleno del ritmo frenético de los años 30 y el desenfado y cercanía de los músicos; el público asistente, en un Teatro-Auditorio “Gran Casino” completo, les regaló, puesto en pie, una unánime ovación al final del mismo. Un broche final inolvidable para un congreso científico que ha buscado también la participación de la sociedad que disfruta de los avances en nuestro conocimiento que aporta la Ciencia.